¿Qué es la parestesia? - Clínica Crespí Gandía
¿Qué es la parestesia?
22/09/2021
llagas en la boca que son causas y tratamientos - Crespi Gandía
Llagas en la boca: qué son, cuáles son sus causas y tratamientos
07/10/2021

¿Qué entendemos por virus de boca, mano y pie?

¿Qué entendemos por virus de boca, mano y pie? - Clínica Crespí Gandía

Si tienes niños pequeños con toda seguridad has visto que en alguna ocasión presentan dolor al tragar y ampollas en la boca y garganta que se detectan a simple vista. Si también observamos un sarpullido en la piel, sobre todo en manos y pies, quizás estamos en presencia de un caso de virus de boca, mano y pie.

Este virus es una patología bastante benigna pero muy contagiosa, su origen es vírica y no bacteriana como comúnmente se cree.  Se debe al contagio con el virus coxsackie A16 y ataca a los niños desde los seis meses y hasta los primeros años de escolarización. Pese a esto tiene buen pronóstico y normalmente cede en un período de tiempo de entre 7 y 10 días.

Para los odontopediatras es muy frecuente diagnosticar niños que presentan este problema, pues nuestra especialidad trata de lo facial, del cuello y de la cavidad bucal, ya que ejercemos una ciencia que abarca muchísimo más que piezas dentales. La odontología y la odontopediatría son ciencias dedicadas a la salud.

El coxsackievirus y su contagio

El virus de boca, manos y pies es causado por un virus llamado el Coxsackie A16, que es un enterovirus. Este virus actúa junto a otros gérmenes derivados y hacen que su propagación sea muy común en niños pequeños desde los seis meses al comenzar la edad escolar o la guardería.

Con mucha frecuencia las mamás suelen llevar muy preocupadas a los niños a consulta presentando esta patología. Porque aunque es muy común, benigna y no produce secuelas, se propaga con demasiada facilidad, ya que solo se necesita un estornudo y una gota de saliva con el virus para contagiarse.

El virus de boca, pies y manos se contagia por el contacto con secreciones de la nariz, garganta, gérmenes que vuelan por el ambiente al toser o estornudar y hasta por residuos de heces de la persona enferma en algunas ocasiones. Por esto, siempre es imprescindible tener buenos hábitos de higiene para esta y todas las enfermedades contagiosas. El período de incubación es de 3 a 7 días y los síntomas duran más o menos una semana.

El contagio dura mientras esté presente la lesión bucal y puede repetirse, lo que llamamos recidiva, porque la persona puede inmunizarse para esa cepa, pero existen muchas otras asociadas al mismo virus. También puede atacar con facilidad a personas adultas que por alguna razón están inmunodeprimidas. Además, este virus normalmente suele aparecer en las estaciones de verano y otoño, pero en el caso de los países tropicales puede atacar durante todo el año.

¿Cuáles son los síntomas del virus de boca, pie y mano?

Los síntomas no son preocupantes y desaparecen en menos de una semana con el tratamiento adecuado.

Los principales síntomas del virus boca, pies y manos son:

  • En la boca: se producen lesiones o heridas en el paladar, las mejillas, encías o lengua. Poseen unas características particulares que deben ser diagnosticadas por el especialista.
  • En las manos: suele presentarse un sarpullido rojo, irritación y en algunos casos, según la gravedad, supuraciones en el área de los dedos y las manos.
  • En los pies: las lesiones suelen ser similares a las de las manos, pero se presentan sobre todo en la planta, talón y los dedos de los pies.

Otros síntomas:

El virus de boca, manos y pies suele provocar un cuadro de síntomas similar a los que se presentan en otros virus como la gripe. Los más comunes son:

  • Fiebre que puede tratarse con antipiréticos.
  • Inapetencia, debido a las lesiones bucales.
  • Dolores de cabeza y musculares que se ocasionan debido a la condición febril.
  • Molestias estomacales y náuseas, ya que las lesiones pueden encontrarse internamente en garganta y estómago.
  • Rinitis, porque el virus desarrolla un estado gripal.
  • Dolor de garganta, ya que las lesiones se presentan en partes de la garganta.
  • En ocasiones inflamación de los ganglios debido al virus

Diagnóstico del virus de boca, manos y pie

Si un niño presenta inapetencia y dolor al tragar, lo primero que debemos observar es que las mucosas estén en perfecto estado de salud. Si presentan algún tipo de llagas, vesículas o ampollas debemos acudir al especialista, ya que existen diferentes afecciones y si se administran medicinas que no son las indicadas para el caso, podemos empeorar la situación de los tejidos.

Similitud con otras enfermedades:

El diagnóstico del virus de boca, pie y mano es bastante difícil, porque sus síntomas son comunes a otras patologías. Por esta razón siempre es importante ir a consulta, solicitando ayuda especializada.

Esta patología puede confundirse con otras de sintomatologías similares como:

  • La estomatitis herpética primaria
  • La herpangina
  • El eritema multiforme
  • La varicela
  • La úlcera aftosa recurrente.

Cada una de ellas tiene su particularidad y se trata de modo diferente, por eso es imprescindible que pidamos ayuda cualificada.

¿Cuál es el tratamiento para el virus de boca, mano y pie?

El doctor recomendará a los padres que cuiden la alimentación del niño. Ellos suelen sentir mucho dolor al tragar, por lo que es bueno ofrecerles la alimentación en sopas, purés y natillas para que no lastimen las mucosas afectadas.

Debemos evitar las chucherías y bebidas azucaradas y gaseosas. Manteniendo al niño especialmente hidratado con agua o manzanilla. Es importante mantener una alimentación sana pero nutritiva.

Para las lesiones en la piel el médico suele recetar medicamentos anti prurito y cicatrizantes para la picazón Es importante que mantengamos una higiene permanente a través del lavado continuo y la aplicación de los tópicos que recete el especialista. Si es posible, debemos dejar las lesiones al aire, a menos que supuren y el niño deba estar en contacto con otras personas. En estos casos, es mejor cubrirlas levemente con una gasa.

El tratamiento para el virus de boca, mano y pie suele enfocarse en controlar la fiebre, y luego en curar o aliviar los molestos síntomas en boca, pies y manos.

Suelen recetarse preparaciones tópicas para hacer gárgaras o bien para aplicar en las lesiones. Normalmente son cócteles compuestos de varios elementos como anestésicos para calmar el dolor, antihistamínicos, hidróxido de aluminio y antiinflamatorios entre otros. Aunque es un virus, hay que intentar prevenir la aparición de bacterias oportunistas que pudieran aprovechar para instalarse.

¿Cómo prevenir el contagio del virus de boca, pies y manos?

Los buenos hábitos de higiene son parecidos a los que debemos aplicar para protegernos de otros virus y tratándose de niños debemos tener en cuenta normas de higiene en varios escenarios:

Prevención dentro del hogar:

En el hogar debemos tomar ciertas precauciones cuando alguno de los miembros se contagia con el virus:

  • Aislar a los enfermos hasta que desaparezcan totalmente los síntomas.
  • Mantener el distanciamiento social en un radio de 1,5 metros.
  • Usar mascarilla y guantes.
  • Mantener la higiene y lavado de manos
  • Debemos mantener en perfecta higiene la habitación del enfermo. Lavar muy bien todos los implementos que utilicen como la lencería, toallas y ropas, al igual que todos los utensilios de alimentación e higiene. Tener el sitio muy limpio y aireado
  • Mantener al enfermo lejos de grupos de riesgo como ancianos, personas inmunodeprimidas y embarazadas. En gestantes no se ha comprobado si este virus causa mutaciones en los genes del bebé, por ello es tan importante tener precaución.
  • Las personas encargadas de preparar y servir los alimentos deben tener siempre buenos hábitos de higiene: las manos limpias, los utensilios y las superficies de trabajo pulcras y todo en perfecta higiene.

Prevención en centros escolares para niños:

  • Enseña a los niños a cubrir su boca al estornudar y muéstrales la importancia de lavar sus manos con frecuencia.
  • En guarderías o centros transitados por niños se debe mantener una higiene perfecta en baños y superficies.
  • Utilizar guantes para manipular a los niños y ayudarlos cuando hacen sus necesidades. Si no se hace se puede propagar el virus con mucha facilidad.
  • Limpie y desinfecte los juguetes y materiales de uso común.
  • No permita que compartan alimentos y bebidas. Tampoco los útiles de uso personal cubiertos, vasos, cepillos personales y toallas.
  • Aislar a los niños enfermos y no llevarlos al centro escolar hasta que su salud esté restablecida.

Clínica Crespí & Gandía cuida de tu salud bucodental

Ya conoces este virus y también la importancia de hacer un diagnóstico fidedigno. Ponemos a tus órdenes a nuestro nutrido grupo de profesionales de Clínica Crespí & Gandía para que siempre te sientas en manos seguras.

Damos especial importancia a los diagnósticos por lo que la curación es más fácil. Trabajamos con todas las normas de bioseguridad y nuestra tecnología es de última generación. Desde tu entrada a la clínica vas a sentirte cómodo y en las mejores manos, sobre todo cuando se trata de los más pequeños de la casa.

¡No lo pienses más! Nuestra primera consulta es totalmente gratuita. Pide tu cita hoy con solo un clic, en donde quiera que te encuentres,  e inicia un recorrido diferente en el mundo de tu salud y estética bucal.

Reserva una cita
CA EN FR DE RU ES