¿Qué son los retenedores de ortodoncia?

¿Cuántas veces has soñado con que llegue el día en el que te quiten el aparato de ortodoncia? Para todos aquellos que llevan ya una gran cantidad de meses con este tipo de soluciones, este día es uno de los más esperados. Tras meses acudiendo al dentista regularmente sometiéndonos a diferentes revisiones y llevando a cabo todo tipo de cuidados sobre nuestro aparato, por fin tenemos la sonrisa que siempre hemos querido.

No obstante, y en contra de la creencia general, conviene saber que en este punto el tratamiento no habrá acabado. Es en el momento de la retirada de nuestro aparato cuando comienza una fase tan importante como las anteriores: la fase de retención.

¿Qué es la fase de retención?

Los tratamientos de ortodoncia se dividen, por norma general, en tres etapas diferentes: el estudio previo, la fase activa y la fase de retención. Durante el proceso de la fase activa, nos encontramos ante el tiempo en el que el paciente lleva el aparato en la boca. Con independencia de cuál fuera el método escogido inicialmente.

Es la fase del tratamiento que se asocia de manera directa con el tiempo que llevamos el aparato colocado en nuestra boca. Una vez concluye, es cuando se da paso a la fase de retención. Este fase se produce después de retirar los aparatos dentales. Siendo imprescindible para poder mantener los resultados del tratamiento durante el mayor tiempo posible.

Para poder entender la naturaleza de este tipo de soluciones, conviene saber que durante el proceso de ortodoncia los dientes realizan micro movimientos en los que se desplazan a lo largo de nuestra boca. De esta manera, se consigue solucionar los problemas más comunes de oclusión a los que nos podemos enfrentar. De este modo, se consiguen corregir todos los problemas relacionados con la mordida que solíamos tener.

Estos movimientos no son permanente. Y, una vez se retira el aparato de nuestra boca, es habitual que las piezas dentales vuelvan a nuestra posición original. Por lo tanto, hasta que las piezas dentales se asienten en las nuevas posiciones adquiridas, los retenedores juegan un papel especialmente notable. En el caso de que no se lleve a cabo este proceso de manera adecuada, las piezas dentales tenderán a volver a la posición que ocupaban en el inicio del procedimiento ortodóntico. Por lo que es importante que le dediquemos la atención adecuada.

Retenedores Ortodoncia Clinica Crespí&Gandía
Retenedores Ortodoncia Clinica Crespí&Gandía

Los retenedores de ortodoncia

Los retenedores son aparatos que se colocan una vez se ha terminado el tratamiento ortodóntico, tal y como ya hemos mencionado. Cumplen con el objetivo de evitar que las piezas dentales se desplacen hacia su posición inicial una vez se retira el aparato de nuesra boca.

Los retenedores son una de las soluciones más efectivas para evitar que nos tengamos que someter a un segundo tratamiento odontológico tras haber concluido el inicial. respetar esa fase nos ayudará a mantener la posición de nuestros dientes durante el mayor tiempo posible.

¿Cuántos tipos de retenedores existen en el mercado?

Como ocurre en la mayoría de los tratamientos de ortodoncia, existen dos tipos de retenedores en el mercado: fijos y removibles.

En el caso de los retenedores fijos, nos encontramos ante una pequeñas láminas finas de alambre trenzado que se colocan cementadas en la parte interior de los dientes de canino a canino. Se colocan tanto en la arcada superior como en la inferior. Con el objetivo de asegurar en todo momento los mejores resultados.

Es importante saber que una de sus principales ventajas frente a los retenedores removibles es la estética que desprenden. Gracias a que se colocan en la cara interna, nadie notará que los llevamos puestos. Además, son muy cómodos. Causando las mínimas molestias posibles tanto en el habla como en la mordida. Evitando cualquier posible llaga o molestia que pueda ocasionar como consecuencia del roce.

Los retenedores removibles son unas férulas transparentes que se realizan a medida para la boca del paciente. Su aspecto es muy similar al que podemos encontrar en el caso de los alineadores de Invisalign. Siendo una opción también muy estética y cómoda.

¿Cuándo se deben colocar los retenedores?

Desde Clínica Dental Crespí & Gandía recomendamos la colocación de los retenedores fijos el mismo día en el que se lleva a cabo la retirada del aparato de ortodoncia. De este modo, es evita cualquier posible movimiento indeseado al que tengamos que enfrentarnos.

En esta misma cita se tomarán los modelos y las medidas para poder realizar las férulas a medida que actuarán de retenedores removibles. En apenas 48/72 horas desde que se ha llevado a cabo la medición será posible recoger los resultados en la propia clínica.

Como se puede comprobar, es importante dejar pasar el mínimo tiempo posible para poder alcanzar el mejor resultado. De este modo, se evita en todo momento el movimiento involuntario de nuestras piezas dentales.

Retenedores de ortodoncia

¿Cuánto tiempo debemos utilizar los retenedores dentales?

Para poder valorar el tiempo que se deben utilizar los retenedores dentales, es importante tener en cuenta que existen diferencias entre los retenedores fijos y los retenedores removibles.

En el caso de los retenedores fijos, deberemos llevarlos de por vida. No obstante, y a pesar del miedo que pueden generar inicialmente, es conveniente conocer que son completamente imperceptibles. Nadie notará que los llevamos puestos en ningún momento. Evitando cualquier posible molestia que se pueda desprender a causa de los mismos.

En el caso de que optemos por los retenedores removibles, se deberán mantener en nuestra dentadura el tiempo que indique nuestro ortodoncista. Inicialmente, lo ideal es que se combinen el uso de ambas herramientas durante los primeros meses. De manera progresiva, los retenedores removibles irán dejando paso a los retenedores fijos.

En último término, el retenedor removible quedará relegado únicamente a las horas de sueño.

¿Duele la colocación de los retenedores?

La presencia de los retenedores en nuestra boca no desprende ningún tipo de complejidad. Por lo que no es habitual que causen ningún dolor en el momento de llevar a cabo su colocación.

La sensación que desprende es muy diferente a la que podríamos encontrar en el caso de las ortodoncias. Por lo que no conviene que tengamos miedo a lo relacionado con el dolor. Todo el tratamiento se realiza de una manera no invasiva que permite que su experiencia en el cliente sea óptima.

Desde Crespi & Gandia contamos con un equipo de profesionales especializado en el diagnóstico y la colocación de este tipo de instrumentos. Asegurándonos de que en todo momento se cumplen con las expectativas de los clientes. Gracias a que ofrecemos nuestra primera consulta gratuita, nuestro equipo te ofrecerá toda la información que necesites a la hora de someterse a alguno de los diferentes tratamientos que puedes encontrar en nuestro catálogo.

No lo dudes más, ven a visitarnos y disfruta de la experiencia que podemos ofrecerte. En Crespi & Gandia estamos deseando resolver todas tus cuestiones, ¿a qué esperas para visitarnos?

Primera Visita Gratuita – Pide cita.

Rellena el siguiente formulario y nosotros te llamamos. En tu primera visita podremos hacer una valoración de tu caso, contarte de forma más detallada en qué consiste en tratamiento y poder valorar si es el más adecuado en tu caso.

    Reserva una cita
    CA EN FR DE RU ES