dientes supernumerarios
Dientes supernumerarios: ¿qué son?
20/11/2023
anquilosis dental
Anquilosis dental, ¿qué es y cómo tratarla?
02/01/2024
dientes supernumerarios
Dientes supernumerarios: ¿qué son?
20/11/2023
anquilosis dental
Anquilosis dental, ¿qué es y cómo tratarla?
02/01/2024

¿Qué es una intrusión dental y cómo actuar frente a ella?

intrusión dental

¿Tu hijo se ha caído y ha impactado uno de sus dientes? Lo más importante es mantener la calma y llevarlo a la clínica dental de confianza lo antes posible. Entre los golpes dentales más frecuentes en niños está la intrusión dental. ¿Qué implica y cómo actuar frente a este tipo de lesión? ¡Te lo explicamos en este artículo!

¿Qué es una intrusión dental?

Una intrusión dental se produce cuando un diente se desplaza hacia dentro del hueso o la encía debido a un golpe o trauma. En este tipo de lesión, el diente afectado parece estar hundido o más corto de lo normal debido a su posición hacia dentro del tejido circundante. Este tipo de traumatismo puede afectar tanto a los dientes de leche como a los permanentes y generalmente requiere atención dental inmediata para evaluar la gravedad del impacto y determinar el mejor enfoque de tratamiento.

¿Cuáles son las principales causas de la intrusión dental?

Las causas más comunes de la intrusión dental suelen ser traumas o golpes directos en la boca. Algunas de las situaciones que podrían causar una intrusión dental incluyen:

Caídas

Accidentes en los que el niño cae y golpea la boca, ya sea en el hogar, la escuela o durante actividades recreativas.

Lesiones deportivas

Golpes o impactos durante la práctica de deportes, especialmente aquellos de contacto o riesgo de lesiones, como el fútbol, baloncesto o ciclismo.

Accidentes de tráfico

Colisiones automovilísticas o incidentes que involucren fuerzas contundentes en la mandíbula o la boca.

Golpes cotidianos

Lesiones por golpes con objetos duros, juguetes u otros elementos que impacten directamente en la boca.

Estos tipos de traumatismos pueden causar el desplazamiento del diente hacia el hueso o la encía, resultando en una intrusión dental. Es esencial ser cauteloso y tomar precauciones para prevenir lesiones bucales, especialmente en niños activos o en situaciones donde el riesgo de golpes en la boca sea mayor.

¿Qué hacer en estos casos?

En caso de una intrusión dental, es fundamental seguir estos pasos:

Mantén la calma

Tranquiliza al niño para reducir su ansiedad y molestias.

Contacta al dentista

Busca atención dental de inmediato. Es esencial que un profesional evalúe la lesión lo antes posible.

Evita mover el diente

No intentes colocar o mover el diente por cuenta propia, ya que podría causar más daño.

Controla el dolor e inflamación

Aplica compresas frías en el área afectada para reducir la hinchazón y el malestar.

Ofrece analgésicos suaves

Si es necesario, consulta con el dentista o pediatra para administrar analgésicos adecuados para el dolor.

Mantén la higiene oral

Asegúrate de que el niño mantenga una buena higiene dental, pero evita cepillar o tocar el diente lesionado.

Evita alimentos duros

Recomienda al niño que evite alimentos duros o pegajosos que puedan ejercer presión sobre el diente lesionado.

Recuerda, la atención profesional inmediata es crucial en estos casos para evaluar la gravedad de la lesión, ya que el tratamiento puede variar dependiendo de la profundidad del impacto y el estado del diente.

¿Cuáles son las consecuencias de la intrusión dental?

Las consecuencias de una intrusión dental pueden ser diversas y dependen de la gravedad del traumatismo. Algunas de las posibles consecuencias son:

Daño estructural

La intrusión dental puede afectar la estructura del diente, causando fracturas, astillamientos o desplazamientos que comprometen su integridad.

Compromiso de la pulpa dental

Puede provocar daño en la pulpa dental, el tejido interior del diente que contiene nervios y vasos sanguíneos, lo que puede llevar a la necrosis o muerte de la pulpa.

Problemas estéticos

La intrusión puede causar cambios en la apariencia del diente, como su desplazamiento hacia el hueso o la encía, lo que afecta la estética de la sonrisa.

Problemas funcionales

Dependiendo del grado de intrusión, el diente puede afectar la mordida y la función adecuada al comer o hablar.

Riesgo de anquilosis

Existe la posibilidad de que el diente intruido se fusione o anquilose con el hueso alrededor, lo que puede afectar su movilidad normal y su desarrollo.

Problemas de desarrollo

En casos graves, la intrusión dental puede influir en el desarrollo futuro del diente permanente en el área afectada.

Tratamiento para una intrusión dental

El tratamiento para una intrusión dental puede variar según la gravedad de la lesión. Algunas opciones de tratamiento pueden incluir:

Observación y seguimiento

En algunos casos de intrusión leve, el dentista puede optar por un enfoque de observación cuidadosa para ver si el diente vuelve a su posición normal por sí solo con el tiempo.

Reposicionamiento manual

Si el diente intruido es leve o moderadamente afectado, el dentista puede intentar reposicionarlo manualmente en su posición original.

Tratamiento de ortodoncia

En casos más graves, especialmente cuando la intrusión es considerable, puede requerirse tratamiento ortodóntico para reposicionar el diente a su posición correcta. Esto puede involucrar dispositivos ortodónticos o procedimientos quirúrgicos.

Endodoncia

En situaciones en las que la intrusión dental causa daño a la pulpa dental (nervio del diente), puede ser necesaria una endodoncia para tratar la lesión pulpar.

Seguimiento a largo plazo

Después del tratamiento inicial, se necesitarán revisiones regulares para monitorear la salud y estabilidad del diente afectado.

El tratamiento específico dependerá de la extensión del daño y la posición del diente intruido. Es crucial buscar atención dental especializada para evaluar la lesión y determinar el plan de tratamiento más adecuado para cada caso individual.

¿Cuáles son los factores de riesgo de una intrusión dental?

Un descuido tras sufrir un golpe en un diente puede acarrear riesgos significativos, con consecuencias serias para la salud bucal si no se tratan rápidamente. Aquí hay algunos de esos riesgos:

  • Necrosis pulpar: esta condición, conocida como muerte total o parcial de la pulpa, implica que el nervio dentro del diente muera. Esto provoca molestias intensas y una presión incómoda en el área afectada. Puede ser resultado de caries o lesiones graves que afectan la pulpa, a menudo causando pérdida de sensibilidad al frío o al calor.
  • Anquilosis dental: es una afección anormal en la que dos huesos se fusionan de manera no natural, causando rigidez y falta de movilidad en la articulación. Ocurre cuando el diente se une al hueso de la mandíbula, generando problemas graves para el paciente.
  • Odontoma: este tipo de tumor benigno es más común en los maxilares y puede afectar la estructura del diente y la salud dental en general.
  • Reabsorción radicular: es un proceso celular osteoblástico que conlleva la pérdida de tejido dental, ocurriendo en las superficies externas e internas del diente.

Visita nuestra Clínica Ramis Gandia para cuidar tu salud bucodental

En la Clínica Ramis Gandia en Mallorca, tu salud bucodental es nuestra prioridad. Nuestro equipo profesional y comprometido se dedica a proporcionar la mejor atención para tu bienestar oral. Con instalaciones modernas y técnicas de vanguardia, ofrecemos cuidados personalizados para cada paciente. Nos esforzamos por brindar tratamientos adaptados a tus necesidades específicas, asegurando que cada visita sea cómoda y efectiva. Confía en nuestra experiencia para mantener tu sonrisa en óptimas condiciones. Desde limpiezas regulares hasta procedimientos especializados, estamos aquí para cuidarte. Pide tu cita y déjanos ser tu aliado en el camino hacia una salud bucal excelente. ¡En la Clínica Ramis Gandia, tu sonrisa está en las mejores manos!