Injerto de encía - Clínica Crespí Gandía 1ª Visita
de ortodoncia
Gratuita
¡Pide tu cita sin compromiso!

Injerto de encía

La retracción de las encías es un problema cada vez más frecuente entre los pacientes. No obstante, padecerlo no es el final del camino para conseguir una bonita sonrisa, ya que puede solucionarse mediante un injerto de encía.
Sufrir de retracción de las encías causa un deterioro de la estética dental, aumento de sensibilidad en las piezas dentales y un peor pronóstico, tanto en los dientes como en los implantes dentales, a largo plazo.

¿Qué es un injerto de encía?

Un injerto de encía es un procedimiento que implica la extracción de tejido de una zona donante, como el paladar o la zona de la muela del juicio superior. El fin es usar ese tejido para cubrir una zona sobre la pieza dental o implante afectado.

Injerto de encía - Clínica Crespí Gandía

¿Por qué se retraen las encías?

La encía es una estructura que sirve como soporte, tanto para las piezas dentales como para los implantes. Además, los protege ante diversas agresiones mecánicas (como sería el cepillado o, incluso, la masticación) y los propios ácidos de la cavidad bucal. Esta, a su vez, se encarga de rellenar los espacios interdentales (entre los dientes) evitando de esa manera la acumulación de restos alimenticios.
Las encías retraídas pueden darse como consecuencia de diversos factores:

Enfermedad periodontal

La presencia activa o no de una enfermedad periodontal (gingivitis o sangrado de encías), si no es tratada adecuadamente y a tiempo, puede originar una periodontitis o piorrea, lo que afecta el hueso que rodea las piezas dentales.

Técnica incorrecta de cepillado

Existen pacientes que se cepillan los dientes con demasiada fuerza o de una forma inadecuada; a su vez, también influye el uso de cepillos con cerdas muy duras. Lo más recomendable es usar un cepillo con cerdas de dureza media, así como emplear para la limpieza la técnica de Bass modificada.

Hábitos nocivos

Como sería el caso de usar palillos de dientes o piercings en labios o lengua.

Tratamiento ortodóncico mal tratado

Si el paciente no se controla adecuadamente durante el tratamiento, la posición de las piezas dentales dentro de la arcada dental podría ocasionar la aparición de recesiones.

Traumatismo o golpe en la cavidad bucal

Un traumatismo puede ocasionar que una pieza dental se desplace hacia el exterior, dando pie a la retracción de la encía.

Bruxismo

Este problema puede generar que las piezas dentales pierdan el esmalte del cuello del diente a causa de los micromovimientos, originando lo que se conoce como «bocados» o «cuñas» en las piezas dentales. Estos acabarán causando recesiones o retracciones de la encía.

Susceptibilidad propia del paciente

Existen diversos biotipos de encías, siendo algunos de ellos muy finos y, por ende, más susceptibles a padecer retracción de encías.

Todos los factores que acabamos de mencionar predisponen al paciente a padecer encías retraídas, pero lo más probable es que él no se dé cuenta hasta que se presente una gran pérdida de encías. En estos casos, y dependiendo de la gravedad, estará indicado el injerto de encía.

Tipos de injerto de encía

Injerto de encía libre

Consiste en un injerto tomado directamente de la zona del paladar, específicamente a la altura de los premolares y molares. Este injerto puede favorecer la formación de encía libre sobre las piezas dentales o implantes, ofreciendo la formación de encía adherida para un mayor grado de protección de los dientes e implantes.

Injerto en túnel o en sobre

Este tipo de injerto se toma de la zona del paladar o, en su defecto, de la zona de las muelas del juicio superiores. Este es introducido entre medias de un lecho, creado en la zona receptora del injerto. Este tipo de injerto, por lo general, se utiliza cuando se desea ganar grosor de encía o si se quiere cubrir ciertas recesiones.

¿De dónde se obtiene el tejido donante de un injerto de encía?

Existen 2 zonas donantes que se puede utilizar para un injerto de encía:

Paladar duro

Esta zona va desde los tres primeros molares (muelas del juicio) hasta casi los caninos. Obviamente, la longitud del injerto dependerá de la necesidad del paciente, ya que si este tiene una zona amplia para cubrir el injerto deberá tener una longitud mayor. Lo bueno de este tejido es que ofrece el grosor suficiente para realizar ambas técnicas de injerto de encías.

Tuberosidad

Este tejido se encuentra en la zona que abarca los tres primeros molares, pudiendo estar estos presentes o no. Este tejido tiene más grosor que el anterior y es ideal para las zonas en las que se requiere un injerto más grueso.

Beneficios del injerto de encías

Entre los principales beneficios del injerto de encías destacamos:

  • Recupera de forma parcial o total la encía perdida.
  • Aumenta de forma significativa su grosor y como resultado consigue un mejor pronóstico.
  • Brinda una mayor protección a las piezas dentales o implantes.
  • Protege las piezas dentales y los implantes por un tiempo significativamente mayor, permitiendo que estos duren muchos años más.
  • Reduce en gran medida la sensibilidad dental, ya que cubre la raíz que se encontraba expuesta.
  • Mejora bastante la estética dental, haciendo que los dientes se vean más cortos.
Injerto de encía - Clínica Crespí Gandía

¿El injerto de encía es doloroso?

Como todo procedimiento quirúrgico, el injerto de encía tiene un proceso postoperatorio y lo que destaca de este es que resulta muy llevadero y con molestias mínimas. Lógicamente, tanto la zona receptora como la zona donante necesitarán una serie de cuidados específicos para mejorar las molestias.

Durante los primeros días posteriores a la intervención, la sensación de molestia es similar a la que se experimenta con una quemadura por comer un alimento muy caliente.

Cuidados Postoperatorios de los injertos de encía

A continuación, aconsejamos seguir los siguientes cuidados postoperatorios:

  • Evitar enjuagar la zona el mismo día que se realizó el procedimiento.
  • Lo más recomendable es comer alimentos blandos y fríos el mismo día que se hizo el procedimiento.
  • Si tras el procedimiento el paciente comienza a presentar sangrado, lo ideal es colocar una gasa seca y comprimir la zona, ya sea mordiendo o apretando con el dedo.
  • Al día siguiente de realizada la intervención, deberá hacer enjuagues con agua con sal 2 veces al día durante una semana. Es importante tener en cuenta que los enjuagues no deben ser efusivos, simplemente dejar actuar el líquido sobre la zona donde está la herida. Se pueden alternar con enjuagues con clorhexidina.
  • Evitar a toda costa cepillarse la zona, ya que esto podría abrir los puntos.
  • No tirarse del labio para mirarse el injerto, puesto que eso puede ocasionar el desprendimiento del mismo.
  • Tomar toda la medicación, según indicaciones del cirujano.

Clínica Dental Crespi & Gandía: nos encargamos de tus problemas dentales

Debido a los años de experiencia que tenemos en el sector de la salud bucodental, en Clínica Dental Crespi & Gandía hemos logrado posicionarnos como una de las mejores clínicas dentales de Mallorca.

Además, contamos con los últimos avances tecnológicos en tratamientos bucodentales y un equipo conformado por profesionales en distintas áreas que te atenderán de la mejor manera posible y de forma personalizada: especialistas en el área de estética dental, ortodoncia, limpieza dental, periodoncia, endodoncia, etc.

Solicita tu primera cita gratuita y confía tu salud bucodental en las mejores manos.