Encía infectada
Encía infectada: causas y tratamientos
10/11/2022

Encías retraídas: qué son

Encías retraídas

Las encías retraídas, aunque se conoce también como recesión de la zona gingival, es el deterioro del tejido que conforma las encías hasta disminuir su volumen, exponiendo notoriamente una gran porción de la raíz del diente.

Suele posicionarse como uno de los inconvenientes estéticos más comunes en la actualidad y, al no tratarse a tiempo, tiene la posibilidad de ocasionar la muerte del diente hasta derivar en su pérdida definitiva.

Si quieres conocer cómo apaciguar unas encías retraídas. ¡Sigue leyendo!

¿Qué síntomas producen las encías retraídas?

Entre los síntomas de las encías retraídas, cabe destacar lo siguientes:

  • Dientes más alargados

Se aprecia una longitud mayor de las piezas con respecto a sus subyacentes o adyacentes.

  • Hinchazón o forúnculo gingival

Suele ser la primera fase y es más común cuando se da una inflamación acompañada de enrojecimiento en los márgenes.

  • Sangrado

Se da, sobre todo, durante el cepillado o cuando muerdes ciertos alimentos un poco duros, como manzanas.

  • Excesiva sensibilidad a los alimentos

Causa dolores fuertes y palpables cuando ingieres cualquier alimento o bebida con temperaturas muy elevadas o muy bajas, así como ácidas o dulces.

En caso de que presentes algunos de estos signos, te recomendamos acudir a tu odontólogo para determinar cómo se encuentra el estado de tus encías y encontrar el tratamiento idóneo para solventarlo.

¿Por qué se producen las encías retraídas?

Las encías retraídas son causadas por distintos factores. ¡Vamos a verlos!

  • Patologías periodontales

Al principio, se manifestará como gingivitis, pero, cuando no es solucionada a tiempo, terminará siendo una periodontitis y ocasionará recogimiento gingival e, incluso, la caída dental.

La odontología conservadora, en conjunto de sus controles periódicos, será sustancial para que se pueda restaurar la pieza dental, parar la retrocesión de las encías y mantenerlas en perfecto estado.

  • Tabaco

El tejido de la zona gingival se debilitará con mayor rapidez en aquellas personas fumadoras, debido a que los componentes y las sustancias tóxicas que tiene el cigarrillo estimula la producción cariosa y la reabsorción del hueso de la boca.

El humo del tabaco deriva, normalmente, que la zona gingival se inflame, ocasionando que la cantidad requerida de sangre que suele llegar a los tejidos se reduzca.

Además de esto, sirven como paso de acceso para que los microorganismos proliferen con mayor facilidad empeorando la patología irreparablemente.

  • Técnica brusca del cepillado

Al cepillarte de forma brusca o hacerlo con un cepillo con cerdas fuertes, se tiende a herir la zona gingival, provocando la destrucción del tejido mismo y, por tanto, una recesión gingival.

Cuando la técnica no es la adecuada, puede manifestarse únicamente la reducción en una pieza en específico. No obstante, es posible que se produzca también en las otras piezas dentales.

  • Encías dañadas a causa de una mala ortodoncia

El desplazamiento que regularmente produce un sistema ortodóncico en las piezas dentales no suele producir esta afección. Sin embargo, si las piezas dentales se extraen fuera de la tabla ósea generará mayores posibilidades de predisponer una serie de inconvenientes en la zona gingival en el futuro.

El tan conocido hábito involuntario de rechinar o apretar de forma innecesaria y rigurosa la dentadura, tiende a dañar arduamente, tanto a la dentadura como a las encías, sobre todo por las noches.

Esta patología dental tiende a tensionar los músculos o articulaciones y provocar que las encías se inflamen y se debiliten, siendo únicamente factible someterse a un tratamiento de férulas para remediarlo.

Además, cualquier traumatismo, acumulación de sarro o exceso de fuerza en la rutina diaria puede desencadenar el desarrollo de recesión y, en ocasiones más graves, la pérdida del tejido periodontal.

  • Factores genéticos

Debido a los factores hereditarios, existen personas más susceptibles a padecer algún tipo de patologías gingivales, mientras que en otras, se vuelven inmunes aunque no lleven una correcta higiene bucodental.

  • Patologías sistémicas

Ciertas patologías, como la diabetes, el sida o cualquier otra que perjudique al sistema inmunitario, crean un mayor riesgo de desarrollar infecciones. Además, ayuda a que la placa o los agentes nocivos avancen mucho más rápido, destruyendo a su paso el soporte dental.

Tratamientos para las encías retraídas

Para tratar las encías retraídas se suele realizar los siguientes tratamientos:

Se trata de un procedimiento que se deberá realizar en dos partes. Primero, se eliminará toda la placa y el sarro endurecido encima y debajo de la línea de la encía.

Segundo, se efectuará el alisado radicular, el cual consistirá en allanar las raíces de las piezas dentales para ayudar a que las encías vuelvan a fijarse en ellas.

Después del tratamiento, es normal que tus encías se enrojezcan, inflamen e, incluso, duelan o molesten debido a la sensibilidad ocasionada. No obstante, podrá apaciguarse con un breve ciclo de colutorios antimicrobiano y antiinflamatorios.

El raspado y alisado suelen ser suficientes para solucionar el problema cuando la misma se encuentre en sus fases iniciales, requiriendo una serie de revisiones con regularidad para asegurar el estado de las encías. Eso sí, debes mantener, además, exhaustivas rutinas de salud bucodental.

  •  Regeneración

El odontólogo a cargo de tu caso limpiará sobre la encía y debajo de ella para erradicar las bacterias, placa o cualquier agente nocivo presente. Además, tomará un tejido de alrededor o del paladar y lo saturará con el fin de recubrir la raíz expuesta del diente afectado.

Este proceso termina con la aplicación de un material regenerador, una membrana, un tejido de injerto o proteína que estimule el tejido, para favorecer que el cuerpo restaure de forma natural al hueso y a los tejidos dañados.

Clínica Dental Crespí & Gandía: pon tu salud bucodental en las mejores manos

En la Clínica Dental Crespí & Gandía contamos con un equipo de profesionales en constante formación, especializados en las distintas áreas odontológicas y en las técnicas más vanguardistas, para ofrecer la mejor solución en cada patología a tratar, ya sea encías retraídas, flemones, caries, etc., de forma personalizada.

No esperes más y solicita tu primera visita gratuita en la Clínica Dental de Mallorca. Te esperamos.

CA EN FR DE RU ES